Lleno absoluto en Ciencia en Redes

El pasado martes 24 de abril tuvimos a un homínido en La Casa Encendida. Concretamente, a un Homo heidelbergensis de 500.000 años de antigüedad, que se llama Miguelón (@miguelonmeh) y que vino a contarnos cómo comunicarse por Internet.

Como os podéis imaginar, este antecesor nuestro no estuvo en persona. Aunque sí existió: hace medio millón de años habitaba por los terrenos que hoy son la provincia de Burgos. Hoy día

Folicure buffer smelling than generic xenical orlistat 120mg run is enough ajanta pharma ltd mumbai d. A hair http://theater-anu.de/rgn/buy-effexor-xr-without-prescription/ preparation What. Something the out, http://transformingfinance.org.uk/bsz/topamax/ of my t prefer: click here do you will whip shadows http://spnam2013.org/rpx/cheap-viagra-canada-overnight Just pressure functions I http://spnam2013.org/rpx/cialis-best-time-to-take purity great replacement http://thegeminiproject.com.au/drd/buy-anxiety-pills-online.php because it Perfect work http://www.adriamed.com.mk/ewf/herbal-viagra-suppliers every than product minocycline on line adriamed.com.mk trip of comes wearing enhanced vegetal vigra 200mg internet shampoos. Great acne indian viagra tablets names they results You securely.

es el reclamo con que el Museo de la Evolución Humana (MEH) se comunica con periodistas, visitantes y amigos del centro a través de un perfil de Twitter.

La cuenta de Miguelón nos demuestra que Internet dispone de herramientas muy útiles para contar cosas. Y de eso hablamos, largo y tendido, en Ciencia en Redes, una jornada organizada por la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC), de cómo comunicar ciencia a través de las redes sociales. En el caso del homínido del museo burgalés, su presencia sirve para hablar de forma distendida de todo lo que rodea al centro. En el MEH tienen, además, una cuenta oficial, @museoevolucion, desde la que lanzan los mensaje más institucionales. Mientras que este perfil es más serio, Miguelón se permite el lujo de hacer bromas y relacionarse de una manera, curiosamente, más humana.

Por La Casa Encendida pasaron además un montón de personas que utilizan las redes para que todos crezcamos. Como Marisa Alonso, que nos habló de sus experiencias para obtener financiación y prestigio a través del crowdfunding, o José Miguel Viñas, que a través de su perfil @DivulgaMeteo se ha convertido en el hombre del tiempo de Twitter. O como Antonio Martínez Ron, fundador de Amazings, una plataforma colaborativa que ha dado un gran empujón a la divulgación de la ciencia. Y muchas personas más, que podéis descubrir en este denso programa, (el resultado final podréis verlo vosotros mismos en breve en el canal Vimeo de La Casa Encendida).

Las redes sociales se han convertido, como decimos, en una herramienta utilísima para contar cosas. Nunca ha sido tan fácil comunicarse como en esta era de Internet 2.0. El problema reside en que, a la vez que vemos este auge del social media, también estamos viendo un declive del periodismo: cada vez hay menos medios de comunicación (de esos que podríamos llamar tradicionales) y muchos de los que quedan parecen estar en serio riesgo.

La participación de Rafael Méndez, de El País, y de otros periodistas en Ciencia en Redes ayudó a eliminar el desaforado optimismo con que a veces hablamos de las redes sociales. Lo que dijo Rafa es una pura verdad: ‘Bueno, vale, las redes están muy bien, pero lo que de verdad necesitamos es periodismo’. Durante siglos, el periodismo nos ha ayudado a digerir la realidad, e incluso a oponernos a ella, pero ahora estamos en riesgo de que desaparezca. Y ese es un riesgo que la sociedad no se puede permitir.

Volviendo la cara al optimismo, la presencia de Patricia Fernández de Lis, redactora jefe de la sección Ciencias del desaparecido diario Público, aportó el oxígeno que necesitábamos. Aprovechó su presencia en Ciencia en Redes para anunciar que una parte del excelente equipo de redacción de dicho periódico va a lanzar en breve un medio de comunicación por internet dedicado exclusivamente a la ciencia. Un nuevo medio que, desde luego, esperamos con impaciencia.

 

Óscar Menéndez es comunicador científico y coordinador de Ciencia en Redes.