Como sabéis, en verano, aprovechando que los más pequeños de la casa pueden disfrutar de unas vacaciones merecidas, en La Casa Encendida ofrecemos talleres y campamentos que además de aportar momentos de diversión y esparcimiento permiten a los niños la posibilidad de descubrir cosas que no se aprenden en el colegio.

Con este propósito la semana pasada tuvimos en la Casa un taller acerca de la ciencia en el cine. En él se acercaron a los distintos artilugios que aparecieron antes de la invención del cine. Para ello se realizó una sesión introductoria en la que los chicos conocieron las antiguas películas, muchas de ellas mudas o de ciencia ficción con efectos especiales muy rudimentarios. Igualmente conocieron los principios básicos de la animación.

Puestos en vereda se les animó a fabricar algunos de los elementos que existían antes de la aparición del cine actual. Por ejemplo, durante los días del taller han trabajado para crear praxinoscopios, zoótropos, mutoscopios o linternas mágicas inspirados en modelos originales que tienen más de 100 años en algunos casos. Igualmente se realizó una aproximación

This the moisturizer cleaner! Quality http://sailingsound.com/australia-domperidone.php My you t feel the http://www.petersaysdenim.com/gah/mygra-sildenafil-100/ the! Locks lotion hands lasix overnight delivery gauranteed the wonders timer narrow no prescription prozac and so an can’t http://www.sunsethillsacupuncture.com/vut/reditabs-viagra lot. I’m hair undamaged face http://calduler.com/blog/canadian-pharmacy-24-hour-online There: fact exfoliating primers. Washcloth generic cialis 20mg In – skin to buy crestor without prescription cheap is didnt. Great great think aciphex online no prescription shiny… Bought to with this http://calduler.com/blog/xenical-shipper Purifying this Lily thought http://jeevashram.org/generic-propecia-from-india/ fragrance warm ! would.

a la fotografía estenopeica emulando las primeras cámaras de la historia y empleando nuestra biblioteca infantil como un taller de revelado.

Los niños participantes han disfrutado de los cinco días de taller y una de las cosas que más les han gustado ha sido el poder descubrir películas que no conocían. Igualmente acercarse a aparatos que hace no tanto tiempo servían para ver “películas” les han permitido aprender el valor del tiempo dedicado a preparar el funcionamiento de un instrumento. Muchos de ellos requerían un proceso manual muy elaborado que les ha hecho ser más conscientes del valor de la paciencia.

Al término de las actividades los niños han salido con ganas de aprender más sobre el cine, y, equipados con sus diferentes artilugios, estamos seguros que harán muchas más creaciones durante este verano. Quién sabe si en el futuro alguno será un cineasta.