Abril es electrónico en La Casa. En estos catorce años, lo mejor del panorama de la música electrónica nacional e internacional ha pasado por el Patio de La Casa. Este año  no nos quedamos atrás con la lista de nombres que nos trae el comisario Abraham Rivera y a quien hemos invitado a que nos dé las claves de la edición de Electrónica en Abril 2016. Antes de dejaros con las palabras de Abraham os recordamos la novedad de este año: el EEA Club el sábado 9 en la Sala Caracol. Una fiesta post festival en la que disfrutaremos de Trevor Jackson y Ron Morelli a los platos.

electronica_abril_2016_nt

La edición de este año de Electrónica en Abril, uno de los festivales más longevos de la capital vinculado a la vanguardia musical, se acerca a diferentes referentes de nuestro tiempo como el son el baile, el recuerdo y la reformulación de géneros del pasado. A lo largo de cuatro días, repartidos entre el 7 y el 10 de abril, habrá tiempo de disfrutar de algunos de los artistas más carismáticos de la electrónica contemporánea.

 

Una de las figuras emergentes dentro del cante flamenco es Francisco Contreras, más conocido como Niño de Elche. El cantaor presentará en Madrid Raverdial, donde se acerca a géneros como el kraut, el ambient o el drum and bass, en principio ajenos al popular estilo andaluz. Una mirada desprejuiciada que permite ver por donde transita la experimentación de hoy en día.

Otra de las vertientes a explorar en el festival será la música hecha por ordenador que toma la cultura del baile de años precedentes. Concretamente el techno de las raves de los noventa, en el caso de Lorenzo Senni, y el mítico Casio de la serie CZ de finales de los ochenta, que utilizarían artistas como Jean Michel Jarre, Depeche Mode o Moby, por parte de Theo Burt.

En ese aspecto, aunque mucho menos mecánico y más orgánico, se presentan varios directos con nuevas aproximaciones a estilos tan populares como el electro, el acid o el techno. El italiano Not Waving será quien cierre la jornada del viernes con su disco Animals, estrenado en febrero de este año, una mezcla sin concesiones de electro rudo y seco. Todo realizado con maquinas analógicas. Al día siguiente será el madrileño Damian Schwartz el que exhiba en directo su reciente The Dancing Behavior, un disco que mira al pasado de productores tan relevantes como Bobby Konders, Juan Atkins o Drexciya para ofrecer una versión renovada y actualizada de aquellos sonidos primigenios. Otra figura de prestigio que también aborda el baile desde la innovación es Jamal Moss, quien vendrá en directo como Hieroglyphic Being, su proyecto más consolidado y con el que practica un acid imaginativo. Música que bebe de referentes como el jazz espacial de Sun Ra, el house más sexual de Larry Heard y el funk alocado de George Clinton.

Por último, resaltar la visita por primera vez a España de William Basinski, quien estará descubriendo el viernes su último show, dedicado a la memoria de David Bowie. A lo largo de los últimos veinte años el artista norteamericano se ha consolidado como uno de los referentes más visibles en el lenguaje del ambient. Una posición que nos habla de memoria, recuerdo y nostalgia.