Alberto berzosa ActivismosTodos tenemos un barrio. Un espacio hecho con calles, comercios y gentes por el que paseamos nuestra rutina diaria con más o menos alegría. Esos lugares que hemos convertido en propios a base de repetirlos, pero que son comunes al mismo tiempo por el simple hecho de compartirlos con otros ciudadanos.

Alberto berzosa Activismos

Y en esa voluntad por mejorar todo lo que acontece a los barrios, los vecinos se asocian para buscar una mejora en sus condiciones de vida. Este hecho que es tan cotidiano para nosotros hoy en día, era considerado reaccionario, y por tanto, ilegal durante el gobierno del régimen franquista. Por aquel entonces las demandas legítimas de esta población eran acalladas por un gobierno que daba sus últimos coletazos de vida. Se sentía en el ambiente nuevos aires de cambio y la población, unida, luchó por tener “voz y voto” desde sus principales lugares de confluencia, los barrios y las calles, hacia el resto del país.

02 INE 2016

Muchos de los documentos y fotografías que ahora podemos ver en esta exposición han sido rescatados de montones de cajas que algunos nostálgicos del momento acumularon durante años en el garaje sin tener idea del legado histórico que guardaban. Junto a la obra de artistas reconocidos como Juan Genovés, todos ellos, conforman el testimonio material del final de una época y el inicio de otra, que muchos aún recuerdan y que es nuestro deber sacar a la luz para no olvidar.

Como ahora, los vecinos de estos barrios trabajaban en fábricas, o estudiaban en las universidades de la capital, unos para salir adelante y otros para buscar su propio camino, pero todos ellos tenían en común el convencimiento de que la situación actual no podía seguir como hasta el momento. Por aquel entonces, por su activismo o militancia, muchos de ellos acabaron en las cárceles como presos políticos o sociales, pues toda resistencia u oposición era considerada subversiva y terrorista por parte del gobierno, y por tanto, perseguida de forma penal.

13 INE 201618 INE 2016

En la selección de fotografías, documentales o películas, como la de Juan López, dentro de la cárcel de Carabanchel, se puede apreciar ese aire de clandestinidad, al igual que en las calles, en forma de manifestaciones por parte de mujeres u homosexuales, quienes habían sido relegados y también buscaban su voz dentro del marco oficial.

1313

En este contexto, los que más lucharon por ese cambio fueron los jóvenes, siendo conscientes de que el futuro era suyo, y que no querían vivir bajo un régimen dictatorial. Las agrupaciones políticas universitarias y los conciertos clandestinos pusieron la banda sonora de las manifestaciones estudiantiles en las calles madrileñas, unidos al clamor general de mejora social y política.

La suma de todos estos factores, confluyen en esta exposición que pone el acento en todas aquellas gentes de ahora y de siempre, y en su mayoría anónimas, gracias a las cuales se marcó el punto de inflexión hacia nuestra joven democracia recordándonos que el conformismo no es una opción cuando los derechos sociales y políticos se ven vulnerados.

 

 

 

La muestra “Madrid activismos (1968-1982)” de Alberto Berzosa, puede verse junto a las dos exposiciones de Inéditos 2016 en las salas A, B y C de La Casa Encendida: “Viaja y no lo escribas” de Carolina Jiménez y “Deshaciendo texto” de Irina Mutt.

#Inéditos2016

Silvia Santillana