Ciertos artistas tienden a necesitar el conflicto o la vivencia dramática para conectar con su inconsciente y crear una obra de arte. Sin embargo, Nicolás Robbio (Mar de Plata, Argentina, 1975), aunque reconoce que el desequilibrio provoca movimiento, encuentra la inspiración en el rito diario y disciplinario de dibujar.

 

16 NR 2017

Robbio está muy vinculado a la arquitectura y al dibujo técnico, pero nunca le interesó el dibujo artístico sino la antropología del trazo, el cómo una sucesión de puntos se convierte en línea sobre el papel y más tarde en línea de pensamiento.

El dibujo como disciplina lleva a Robbio a cuestionarse la propiedad/identidad de aquello que traza. Se pregunta “¿este dibujo es mío?”. Esta idea se materializa en Plano expandido (cuestiones al trazar una línea), donde Robbio se apropia de dibujos de otros, los de las fronteras políticas del planeta, y les da un nuevo orden.

En la instalación Discurso, el artista hace uso de la división en el dibujo y, gracias a la producción de una cuadrícula a gran escala, consigue reflexionar sobre la lógica fraccionaria que sirve de base al pensamiento capitalista.

 

11 NR 2017

 

En el centro de la exposición se encuentra la instalación Tonelada, una montaña de arena iluminada por una lámpara, donde la montaña representa la trayectoria que sigue una luz que, al igual que la arena, está compuesta por partículas.

Nicolás Robbio es uno de los artistas de referencia del panorama del arte latinoamericano. Su exposición Ejercicios de resistencia podrá verse en La Casa Encendida del 17 de febrero hasta el 16 de abril de 2017 en una muestra realizada en colaboración con el Ministerio de Cultura de la Nación de Argentina con motivo de la celebración de ARCOmadrid 2017 en el que este país es el invitado.

 

05 NR 2017

Junto al trabajo de Robbio, La Casa también acoge las exposiciones ¡Vivan los campos libres de España! de Antonio Ballester Moreno y Generación 2017.