FullSizeRender

 

El lunes 26 de junio, La Casa Encendida se sumió en la máxima oscuridad. Por suerte,  contábamos con la ayuda de los 40 participantes del campamento Un verano conSENTIDO que abordaron la misteriosa tarea de que la luz volviese al edificio.

A las 11:00,  aparecieron dos amigables pero extraños seres luminosos que nos explicaron el problema que tenía su planeta: su sol se había enfriado definitivamente,  lo que había supuesto que quedasen todos sumidos en la oscuridad y que se perdieran todas las especies animales y vegetales que hasta entonces habían convivido junto a ellos.

FullSizeRender (1)

El reto estaba claro: entre todos y todas debían restablecer la luz, la fauna,  la flora y la alegría en su planeta. Para ello, se pintaron las caras con pintura fluorescente, se vistieron con trajes luminosos y diseñaron con la técnica del lightpainting con leds programados, la luz negra y el croma,  todo aquello que había desaparecido.

Las creaciones se fueron grabando para finalmente generar unas imágenes con las que diseñar un videoclip en vivo, en el que los y las participantes se vieron envueltos creando: HIPNOPLANET, el nuevo planeta en el que las luces conviven y disfrutan con la oscuridad.

Arancha Carrasco

Responsable del Programa educativo para escolares de La Casa Encendida