Imagen de: Andreas Lehner, "Berlin Neukölln Gentrification"

¿Es imparable la gentrificación?

La subida estratosférica de los precios de los alquileres, el desplazamiento de la población natural del centro a la periferia, la desaparición de los comercios tradicionales, el desarraigo y la vertiginosa desaparición de hábitos y formas de vida son algunas de las consecuencias del proceso de gentrificación.

Los arquitectos Alberto Vigil-Escalera del Pozo y David Miquel Mena coordinan las III Jornadas sobre gentrificación en La Casa Encendida, una convocatoria de encuentros en los que pretenden llamar la atención sobre algunos de los efectos de un fenómeno que ha transformado los centros de las principales capitales de Europa y que por su carácter expansivo afecta a toda la población.

Se trata de dos actividades gratuitas y de entrada libre hasta completar el aforo. El martes 30 convocan a la sesión Unos barrios, una ciudad inclusiva, solidaria y sostenible, que se celebrará a las 17.00 h en las salas de trabajo y que pretende no sólo ahondar en el concepto de gentrificación sino también dar a conocer las alternativas en marcha. Además, se hará un repaso de los nuevos conceptos como gentrificación verde y narcogentrificación.

El miércoles 31 proponen Una deriva por el distrito de Usera, un recorrido por el barrio madrileño que recientemente ha sido elegido por Airbnb como el número 10 de su lista de “barrios top del mundo”. Comienza en el metro San Fermín-Orcasur, en la salida del ascensor (Avenida Perla, frente al nº29), y el guía será el también arquitecto Óscar Beade, que vive en el barrio.

Alberto Vigil-Escalera del Pozo contesta a algunas preguntas para perfilar el panorama que se está asentando en el centro de las ciudades.

¿A qué problemas urbanísticos y sociales se están enfrentando las grandes ciudades?

Problemas, muchos y variados. Si nos centramos en la gentrificación podemos ver algunos. Gentrificación es el desplazamiento (no deseado) de la población de determinados barrios (centrales, con interés turístico, servicios, etcétera) de su población original de clase baja y media-baja y su sustitución por otra de nivel adquisitivo superior. Casi todo puede derivarse del axioma de que una sociedad donde crecen las desigualdades genera ciudades más desiguales.

Existen muchas razones para que un barrio se gentrifique. Por ejemplo, la apuesta del modelo neoliberal por ciudades-marca, ciudades que luchan en el mercado global por nuevas inversiones. La ciudad productiva dejó paso a la ciudad de servicios, sean financieros, inmobiliarios, culturales, de ocio, etcétera. El objetivo se pone en aquellas zonas de la ciudad que tradicionalmente han sido habitadas por clases populares, zonas céntricas, que son susceptibles de transformación. El centrar las inversiones en determinadas zonas trae consigo dos efectos perversos: por un lado, los alquileres suben y los habitantes de los barrios no pueden pagarlos y se desplazan a, en general, las periferias. Por otro, la inversión se concentra en los centros y surgen serios déficit de servicios en las periferias.

¿Qué pretende modificar la propuesta de Ley que acaba de presentar en el Congreso la Plataforma de Afectados por la Hipoteca?

Esta propuesta de Ley es una continuación de la Iniciativa Legislativa Popular presentada por la PAH y que fue rechazada en el Congreso.

Básicamente, cinco puntos, clásicos en las reivindicaciones de la PAH:

  • Dación en pago retroactiva
  • Alquiler asequible y estable
  • Parar los desahucios
  • Movilización de la vivienda social
  • Garantizar los suministros básicos a la población

La ley propone la regulación de los precios del alquiler, como ya se da en ciudades como Berlín y París. ¿Qué ventajas tendría esta regulación?

Si, relacionado con el alquiler se proponen tres medidas:

  • Reformar la Ley de Arrendamientos Urbanos para dar una mayor seguridad y estabilidad
  • Ampliar a un mínimo de 5 años (actualmente está en 3) la duración del contrato de alquiler
  • Regular los precios del alquiler en función de los ingresos de la población

Este último punto plantea alternativas siguiendo el ejemplo de Berlín, marcando un índice de referencia de precio en el alquiler. Este índice varía en cada zona.

Las ventajas son claras. Una mayor duración en el contrato de alquiler permite evitar subidas desorbitadas en barrios “en proceso de gentrificación”. Detrás de estas subidas está una de las principales causas de la expulsión de la población de los barrios centrales de muchas ciudades, en especial Madrid. Regular los precios permite al ayuntamiento influir en las políticas de alquiler de sus ciudades. Creemos fundamental aplicar estas medidas, en especial en las “áreas susceptibles de ser gentrificadas”.

¿Por qué no se ha regulado hasta ahora?

Entiendo que por una razón de funcionamiento de libre mercado. Se nos hace creer que la oferta y la demanda regulan el funcionamiento del mercado de alquiler de forma justa. Evidentemente, esto no es así.

¿Qué medidas puede y debe tomar la Administración para controlar la situación de los centros urbanos? ¿Es un problema de los ayuntamientos o del Ministerio de Fomento?

Es un problema de todas las administraciones: ayuntamientos, comunidades autónomas, gobierno central, Europa.

En primer lugar, medidas encaminadas a reducir las desigualdades centro-periferia. Deben priorizarse las inversiones en los barrios de la ciudad (en especial los de menor renta), en vez de apostar por grandes infraestructuras o actuaciones.

Realizar un diagnóstico donde se determinen áreas susceptibles de ser gentrificadas. Actuar prioritariamente en ellas. ¿Cómo? Es esencial controlar el precio del alquiler, evitar la desaparición del comercio convencional a favor de las franquicias y grandes superficies, moratoria de pisos turísticos y regular los existentes, medidas de desplazamiento del turismo y ocio hacia otros barrios que no sean exclusivamente los céntricos. Y apostar por movilizar y recuperar la vivienda social, que ha pasado a manos de fondos de inversión en las anteriores legislaturas.

Cualquier actuación de mejora de entorno de los barrios deberá acompañarse de un programa de medidas sociales para evitar que la posible revalorización de esas zonas expulse a la población más vulnerable.

¿Hay algo que puedan hacer los particulares para proteger sus derechos si la Administración no hace nada?

Es complicado. Pero claro, la movilización ciudadana es esencial.

¿La situación en el centro de las grandes ciudades, que están perdiendo a sus habitantes tradicionales, es por dejadez o por intereses económicos?

Nosotros creemos que por las dinámicas económicas propias del capitalismo. Búsqueda del máximo beneficio al menor coste posible. Es decir, por intereses económicos. Las grandes ciudades tratan de posicionarse en el mercado global para recibir inversiones. La apuesta por el turismo de masas, el ocio, los servicios financieros, inmobiliarios, etcétera, trae consigo el aumento de la desigualdad.

Por ejemplo, un alquiler de una vivienda que pueda estar en 750 euros, pero que destinada a alquiler turístico llega a proporcionar un beneficio de más de 1.500 euros.

El capital inmobiliario invierte donde la posibilidad de plusvalía es mayor. Es decir, donde la diferencia entre el precio del suelo o de la vivienda y el futuro precio de venta y/o alquiler es mayor.

Las III Jornadas sobre gentrificación se celebran el 30 y 31 de enero en La Casa Encendida. Son actividades libres y gratuitas, hasta completar aforo.

¿Qué le interesa a la Generación 2018?

Anterior

¿Qué le interesa a la Generación 2018?
Arranca Unalmés con el

Siguiente

Arranca Unalmés con el "Retrato de un monstruo"

Suscríbete a la newsletter de La Casa Encendida

Suscribirme*

* Con esta acción aparecerá premarcada en el formulario la opción para recibir la newsletter