Madrid Central, a debate

El ciclo de conferencias “Diálogos sobre conflictos urbanos” de La Casa Encendida busca mostrar diversas perspectivas sobre algunos de los conflictos socio-urbanísticos más relevantes de la ciudad de Madrid. El próximo encuentro, “Los cambios en la movilidad, ¿la guerra del automóvil?” indagará en la movilidad urbana bajo la iniciativa Madrid Central.

Iniciativas como Madrid Central pueden tener efectos tanto positivos como negativos para los intereses de los diferentes agentes socioeconómicos y para los usuarios del espacio urbano. El encuentro será un debate entre ponentes de ideas contrapuestas que defenderán sus puntos de vista respecto a la restricción del uso del automóvil en la capital. Para conocer estas visiones, hemos entrevistado a dos de los participantes: Álvaro Fernández Heredia, Director Gerente de la EMT y Jose Antonio Aparicio, miembro del gremio de Restauradores de la Plaza Mayor y Madrid de los Austrias.

Álvaro Fernández Heredia, Director Gerente de la EMT, Empresa Municipal de Transportes de Madrid, S.A.

Jose Antonio Aparicio, Presidente del Gremio de Restauradores de Plaza Mayor y Madrid de los Austrias

A parte de los objetivos del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático ¿qué otros objetivos se persiguen con Madrid Central?

Madrid Central es una zona de bajas emisiones. Además de estos objetivos ambientales también es una herramienta para racionalizar el uso del espacio público y la movilidad. Permite dar más potencia a los modos más eficientes al tiempo que mejorar la calidad de vida en el ámbito. Para el transporte público ha demostrado ser una medida eficaz que ha mejorado el servicio en el conjunto de la red.

¿Es Madrid Central una acción aislada o es un primer paso de la estrategia para cambiar un modelo de movilidad con un excesivo protagonismo del automóvil privado?

Madrid Central es la primera de las 30 medidas que se incluyen en el Plan A dentro de una estrategia de movilidad al servicio de la ciudad. El coche atiende solo al 26% de los viajes en Madrid y para ello requiere el 80% del espacio público. Se ha hecho necesario un re equilibrio de su protagonismo en clave de interés general paliando así el impacto de sus externalidades negativas. 

¿Cuáles son a su juicio los principales efectos positivos de Madrid Central?

Mejora del espacio público, reducción de emisiones nocivas, mejora de la movilidad peatonal y en transporte público, racionalización del uso del coche en los viajes perimetrales. 

¿Quiénes pueden ser los principales perjudicados por las restricciones en Madrid Central?

No me parece correcto hablar de restricciones. Madrid Central ha aumentado el espacio para los peatones, ha mejorado la oferta de transporte público considerablemente. Estos modos suponen el 85% de los desplazamientos, así que se han mejorado notablemente las alternativas más utilizadas por los ciudadanos. Los que necesiten acudir al centro en coche lo pueden hacer aparcando en los aparcamientos públicos subterráneos. Una medida de ordenación de la movilidad no puede ser vista como una restricción porque, si no, le podríamos aplicar esa denominación a absolutamente todo: las carreteras siempre podrían tener más carriles, siempre podríamos aspirar a poder conducir en dirección contraria o apelar a nuestro derecho a atravesar un parque natural en un todo terreno. Regular y ordenar es poner sentido a las cosas, no es restringir. Los derechos en la ciudad y en el resto de ámbitos son siempre un equilibrio de los intereses de la sociedad y la naturaleza.

¿Se han tomado medidas para reforzar la oferta de transporte público?

Desde la EMT se ha tenido preparado desde el primer momento un dispositivo de refuerzo que se ha ido evaluando y aplicando según la necesidad día a día. Lo que nos hemos encontrado es que Madrid Central ha mejorado la regularidad, la velocidad de los autobuses y reducido los tiempos de espera y de viaje. No solo en Madrid Central, en el conjunto de la red urbana, así que Madrid Central, en sí misma, ya es una medida de mejora de la oferta de nuestro servicio. 

En el resto de modos de transporte colectivo que no circulan en superficie, es el Consorcio Regional de Transportes de Madrid el responsable de su oferta. Hemos visto un Consorcio más preocupado por confrontar con el Ayuntamiento de Madrid que por apoyar las medidas que mejoran el transporte público.

¿Cuál es su opinión sobre las restricciones de tráfico en el centro de las ciudades? 

Los cambios en el espacio urbano y especialmente en los centros históricos son un avance social incuestionable que debe ser el resultado de una profunda reflexión técnica y multidisciplinar, capaz de abordar los retos de las ciudades del siglo XXI. 

Durante los últimos 30 años se ha producido una, cada vez mayor, peatonalización de los centros históricos y un progresivo desplazamiento de los vehículos particulares en las ciudades. 

Este proceso debe impulsarse en estos momentos en el contexto de la lucha contra el cambio climático y la contaminación atmosférica,  abordando un auténtico cambio de paradigma tecnológico y una nueva cultura de la movilidad. 

Nos encontramos en un momento clave del desarrollo urbano que debe incluir, entre otras medidas, las restricciones al tráfico del vehículo particular en el contexto de toda una batería de medidas estructurales y tecnológicas que deben plantearse con visión global, rigor y planificación.

¿Cree que Madrid Central tendrá efectos positivos para la economía de la ciudad? 

Este proyecto de Madrid Central no pasará a la historia como un ejemplo de buena planificación en el desarrollo de proyectos públicos, pues ha carecido del más elemental estudio de impacto económico y de prospección de la realidad social y económica (muy singular) de los barrios incluidos en su perímetro. Un Madrid Central Sostenible debe serlo medioambientalmente pero también social y económicamente. Esta visión transversal es esencial a la hora de implantar estrategias medioambientales que quieran ser viables y con proyección de futuro en las ciudades desarrolladas del S XXI. 

Compartiendo los objetivos de Madrid Central, desde la Plataforma de Afectados de Madrid Central venimos denunciando las consecuencias negativas que MC está provocando en la actividad económica empezando por la discriminación hacia los trabajadores y los autónomos radicados en Madrid central a los que se margina como vecinos del barrio, continuando con los problemas de abastecimiento y mantenimiento provocado por los drásticos e injustificados calendarios de renovación de las flotas de los vehículos industriales, en un momento de inseguridad tecnológica como el actual, por no hablar de la deficiencia de infraestructuras y la precaria comunicación del proyecto que está provocando un efecto disuasorio sobre los ciudadanos a la hora de evitar el distrito Centro, especialmente en los municipios colindantes a Madrid. 

¿Cómo afecta Madrid Central a los empresarios del ámbito?

 El 80% de las empresas consideran que Madrid Central les está haciendo perder dinero desde que entró en vigor y en estos momentos estamos haciendo un Estudio Económico a partir de las declaraciones del IVA, que nos van a permitir tener datos definitivos sobre el impacto económico de MC sobre las empresas comparando la declaración del IVA del primer trimestre del 2018 y 2019.

¿Cuáles han sido, a su juicio, las deficiencias de la acción municipal al establecer Madrid Central?

La improvisación y la imposición derivada de la falta de sensibilidad y diálogo real con los agentes sociales afectados. El proyecto se ha trabajado poco y tarde con las asociaciones representativas de las pymes y autónomos que realizan su trabajo a diario en el área, dando servicio a los más de 10 millones de personas que nos visitan cada año y que han situado la ciudad de Madrid como referente gastronómico, comercial y cultural de Europa. Hemos asistido a las reuniones aportando muchas ideas y trabajo en positivo pero hemos tenido que dedicar más tiempo a defender nuestra condición de emprendedores y residentes en el centro de Madrid que a entrar a fondo en las alternativas de mejora del proyecto.

Como ejemplo baste decir que los paneles informativos sobre las plazas de aparcamiento disponibles en los parkings, que estamos acostumbrados a ver en la gran mayoría de capitales de provincias y de grandes ciudades de España y de Europa entera, en Madrid no existen y ni siquiera tenemos un calendario de instalación, 5 meses después de la entrada en vigor de Madrid Central.

Tampoco tenemos datos más favorables sobre los parkings disuasorios, imprescindibles para tener en cuenta a todos los ciudadanos del área metropolitana y de la región de Madrid que acuden diariamente a su capital, cuando sólo se ha construido 1 de los 11 previstos, no hay infraestructuras de recarga eléctrica ni de gasolineras y la coordinación entre Administraciones para haber potenciado el transporte público ha sido un fracaso.

Para las pymes del sector servicios, la logística, la actividad cultural, el turismo los agentes comerciales o los despachos profesionales, el principal defecto de Madrid Central ha sido la ausencia de un verdadero trabajo de campo y un diagnóstico de cuáles son las necesidades concretas de las diferentes y múltiples casuísticas que el distrito centro tiene como uno de los barrios más vivos y más dinámicos de Europa. 

¿Cuáles son las principales reivindicaciones de los afectados por Madrid Central? 

 A pesar de las modificaciones sucesivas que vamos conociendo del proyecto inicial de Madrid Central, muchos colectivos no tienen permitido aún el acceso para el desarrollo de su actividad profesional y laboral: comerciantes, hosteleros o agentes comerciales no pueden acceder con su vehículo propio al trabajo cuando es una herramienta esencial no solo para su transporte sino para garantizar el aprovisionamiento. Colectivos como hostales, salas de conciertos u ocio nocturno ven restringido de manera injustificada su acceso peligrando su actividad hostelera y cultural, parte esencial de la identidad de la ciudad.

Los calendarios de renovación de flotas de la distribución urbana de mercancías en Madrid Central son inasumibles e inaceptables en un contexto de incertidumbre tecnológica como el actual. Paralelamente a las reivindicaciones y negociación política con los responsables del Ayuntamiento para completar las mejoras de Madrid Central, es imprescindible activar una campaña en positivo de promoción y puesta en valor de los múltiples atractivos del Distrito Centro. Para cubrir esta carencia, la Plataforma de afectados ha presentado su propia iniciativa “HAZ LATIR EL CORAZÓN DE MADRID” a la espera de allegar los necesarios recursos del Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid con el propósito de marcar un antes y un después a la hora de transmitir a la ciudadanía el papel singular del distrito centro de Madrid y la importancia de Madrid central para abordar la lucha contra el cambio climático.

En resumen, se debe garantizar la accesibilidad al puesto de trabajo de todos aquellos proveedores y operadores que facilitan la actividad de las pymes en un área de 470 hectáreas, una superficie superior a la de 21 capitales de provincia españolas. Los centros históricos y administrativos de las principales capitales europeas están enfocados a la actividad institucional, financiera y de las grandes corporaciones, pero el caso de Madrid es bien diferente al ser un barrio vivo las 24 horas del día y los 365 días del año gracias a la fusión entre actividad institucional, comercio de proximidad patrimonio histórico y cultural, espectáculos y servicios turísticos.

Nuevos Cursos & Talleres para el segundo cuatrimestre de 2019

Anterior

Nuevos Cursos & Talleres para el segundo cuatrimestre de 2019
Maratón de reciclaje textil, por una moda sostenible y solidaria

Siguiente

Maratón de reciclaje textil, por una moda sostenible y solidaria

Suscríbete a la newsletter de La Casa Encendida

Suscribirme*

* Con esta acción aparecerá premarcada en el formulario la opción para recibir la newsletter