Imagen de: Pan Daijing

she makes noise 2018

La cuarta edición del festival she makes noise, que se celebró en La Casa Encendida del 19 al 21 de octubre, ha definido aún más si cabe su propósito esencial: subrayar lo genuino sin caer en las expectativas identitarias, aportar una narrativa no excluyente que a su vez cuestione el sistema heteronormativo y muestre la riqueza artística basada en los contrastes.

she makes noise es una experiencia audiovisual y creativa que reformula la idea artística de la mujer a través de propuestas capaces de dejar interrogantes e impulsar nuevas narrativas o imaginarios. Con cuatro jornadas dispuestas como una imagen global en la que se conectan directos musicales con propuestas audiovisuales y acciones pensadas para todos los públicos, el festival se reafirma como uno de los acontecimientos clave a nivel estatal. 

JUEVES 18 OCTUBRE

La artista de origen chino Pan Daijing es una iconoclasta: su discurso se basa en destruir símbolos para crear nuevos, utilizando la tensión, la performance, la teatralidad y la experiencia sonora de una forma genuina y lírica.

Su vibración se siente perceptible y totalmente transparente con tan solo oír uno de sus pasos; vestida completamente de negro e indicando que la primera parte del concierto iba a ser una charla directa con la audiencia, el ritual comienza con ella poniendo las diferentes reglas de la conversación bajo una luz en la que a duras penas se podían identificar sus gestos. 

En cierta manera, el espectáculo de Pan Daijing se basa en la dominación: transmite una actitud de estar plenamente cómoda observando a una audiencia atenta a cada uno de sus movimientos, mirándola con una mezcla entre la admiración y la extrañeza. Su puesta en escena es igualmente dual: se nota por momentos insensible y vulnerable a la vez, tremendamente oscura y luminosa, no es ni masculina ni femenina.

La artista, que lanzó su último disco en el sello de Bill Kouligas (PAN) ofreció un directo que no superó los 45 minutos de duración y atravesó momentos que contrastaban entre sí: desde secuencias maquinales y basadas en el maltrato y distorsión de cajas de ritmos a escenas que imitaban momentos trágicos, solitarios y delirantes, con Pan entregando su propio cuerpo a la experiencia y reduciendo toda la intensidad a un solo silbido. 

La experiencia que propone confronta al público sin agredirle directamente; en cada una de sus decisiones se percibe una impulsividad que no pierde en ningún momento la sensibilidad artística; juega con inteligencia con la ansiedad y lo imprevisible, expresando sutilmente que todos los que estamos presenciando su set estamos de alguna manera a su merced.

VIERNES 19 OCTUBRE

Klein

La londinense Klein también se siente cómoda en la contradicción; a un nivel puramente sonoro su propuesta resulta singular desde los procesos que conlleva hasta el resultado. De una forma natural, la joven intérprete en la nómina del sello Hyperdub pone de acuerdo aspectos del Góspel, el ruidismo, el collage y el R&B contemporáneo. 

En sus discos y canciones Klein baraja sensaciones opuestas como la intranquilidad y la calma, crea composiciones huyendo de cualquier normativa o convencionalismo, basando su método en lo inconstante y el choque de elementos como samples vocales procesados, suaves ambientes y errores que se convierten en ritmos. 

Para su directo en she makes noise, Klein ofreció un set incompleto y visiblemente accidentado, dejando un poso agridulce en la audiencia: su poca preocupación en las transiciones y el contraste de momentos más lineales y otros más puramente interpretativos acabó mermando la atención del público y transmitió que la británica no es capaz por ahora de impresionar con la experiencia en vivo. 

Por su parte, Jamz Supernova supo desde el primer momento contagiarnos la dinámica que llevan consigo sus sesiones: diversas y transmitiendo una idea de clubbing sin fronteras geográficas o ideológicas.

La co-fundadora de la plataforma FLEXX atravesó estilos con energía y coherencia durante su actuación; ritmos como el Funk carioca o la Kizomba (de origen angoleño) se alinearon con Hip Hop, Jersey Club o el Bmore proyectando un concepto de baile que fomenta la riqueza a partir de la multiculturalidad. 

SÁBADO 20 OCTUBRE

OKKRE

En su tercera jornada, she makes noise ampliaba su horario para introducir las propuestas ligadas a En Familia, pensadas para los más pequeños, complementando así la programación audiovisual y los conciertos que se tendrán lugar en el Auditorio. 

El proyecto de Klara Moreno como Clara te canta junto a las visuales de Ana Esteve Reig: su alocado cuentacuentos juega con las narrativas, el impulso de la música de club y las concepciones básicas de la cultura Pop de una forma dinámica y entretenida, introduciendo y revolviendo estos conceptos en el ámbito de la familia. 

La persecución de lo orgánico a través de la repetición. Hacer visible la conversación entre elementos rítmicos y las infinitas posibilidades a través de imperceptibles alteraciones. Beatrice Dillon ha conseguido definir su propio espacio sonoro a partir de la influencia de músicos como Mark Fell o Errorsmith, principales impulsores de esta perspectiva concreta dentro de la música hecha con ordenador.

El directo de la británica es toda una experiencia a nivel de diseño de sonido: los ritmos se comportan como pulsos unitarios y desde las primeras secuencias podemos percibir que todo tiene un orden pero a su vez todo puede comportarse de forma irreal. Dillon aplica diversas dinámicas a combinaciones de elementos digitales y analógicos en una ruta que transcurre por idiosincrasia Bass, Techno y hasta Footwork y reminiscencias Jungle. 

En la presentación de ARKHÉ, Uge Pañeda demostró que con un planteamiento a primera vista simple se puede conseguir transmitir la máxima intensidad. Porque “intensidad” es sin duda el término perfecto para definir la propuesta de la productora asturiana, ex-integrante del dúo LCC que comienza a poner las bases de su proyecto como OKKRE. 

Luces rojas, luces blancas y destellos que van creciendo en intensidad sin despegarse de la evolución sonora de cada segmento de ARKHÉ: una experiencia inmersiva en la que la audiencia pudo palpar el sonido tan cerca como el impacto estroboscópico. El directo de OKKRE es una luz que comienza tenue y se levanta de forma apoteósica: su evolución invoca géneros como el Dark Ambient, el Industrial o el Techno, dejando que la narrativa hable por sí sola.

DOMINGO 21 OCTUBRE

_blank

Fomentar la atención en la escucha desde la temprana edad y hacerlo cuestionando las tendencias y conductas actuales, aquellas que hacen que este placer pase muchas veces por desapercibido. 

La artista multidisciplinar Agnès Pe colocó tres hormigueros en el patio de La Casa Encendida que preparados con microfonía y cámaras podían observarse maximizados para así comprender las dinámicas que generan de forma natural y cultivar la curiosidad sobre nuestro entorno y todo aquello normalmente imperceptible. 

Como última actuación y cierre del she makes noise de este 2018, Blanca Rego aka _blank ofreció una performance que reinterpretaba desde un punto de vista abstracto el propio contenido y código del festival. 

Siguiendo las pautas que se impartieron en el taller digital que la propia artista estuvo ofreciendo a lo largo de las dos jornadas, generó pistas de audio a partir de la información de la página web de La Casa Encendida, una pista de audio por cada artista. A partir de ese audio, generó el vídeo a través de un proceso de data bending.

Una oportunidad para cuestionarse nuestras ideas de frecuencia, color y percepción que nuestros hábitos diarios imponen en nosotros y una vía para introducirse en el arte autogenerativo. 

she makes noise se convierte en este 2018 en uno de los portales de acceso a un contenido audiovisual que ejemplifica y habla del presente. Al mismo tiempo, expone las cuestiones clave de la contemporaneidad sustituyendo la rigidez por la fluidez, la exclusión por la inclusión: al fin y al cabo ofreciendo pequeñas partículas de singularidad para así poder divisar en colectivo los futuros que están por llegar.

Prohibida la entrada de MAYORES si no están acompañados de un MENOR

Anterior

Prohibida la entrada de MAYORES si no están acompañados de un MENOR
57 millones de niños y niñas en el mundo no van a la escuela

Siguiente

57 millones de niños y niñas en el mundo no van a la escuela

Suscríbete a la newsletter de La Casa Encendida

Suscribirme*

* Con esta acción aparecerá premarcada en el formulario la opción para recibir la newsletter